Inge Zubeldia diseña junto con sus clientas los vestidos a medida, siempre siendo fiel a su estilo. Diseños sobrios, delicados, y atemporales son los que definen a esta marca.

Cada diseño es una creación única, la inspiración del vestido parte de la personalidad de la clienta.

Piezas de alta costura que combinan patrones exclusivos, tejidos nobles y acabados únicos. Además, Inge ofrece a sus clientas un asesoramiento personalizado en todo momento. Empezando por la silueta o el diseño del vestido, hasta los complementos, peinado...

Ademas de hacer diseños totalalmente personalizados, son muy personales. Desde el primer momento sois participes en el proceso de creación del vestido, para así crear el vestido de tus sueños, capaz de reflejar tu esencia y hacerte sentir tu misma cuando lo lleves puesto.

¿Cómo trabajamos?

La creación de un vestido a medida es un camino en el que la clienta es la auténtica protagonista. Unos 6 meses antes del evento se comienza con la entrevista personal con Inge, en la que hablaréis entre vosotras para que ella pueda conoceros un poquito y poder comenzar a diseñar juntas ese vestido. A raíz de esta conversación surgirá una inspiración que será la determinante para la creación de esa prenda, y juntas comenzaréis a diseñarla.

Una vez que se concreta el diseño, se realiza un “toile” o prototipo que la clienta se probará para personalizarlo al milímetro con sus medidas y asegurarse de que todo está perfecto.

A partir de aquí comienza la confección del vestido y la selección del resto de complementos. En una siguiente prueba, cuando el vestido esté prácticamente finalizado, podréis veros el look completo con las pruebas de peinado, maquillaje, complementos… y de esta manera, terminar de materializarlo todo.

Unos días antes del enlace se hará la prueba definitiva por si fuera necesario cualquier ajuste de última hora y que te quede como un guante.